Las 5 excursiones "obligatorias" en Riviera Maya

La Riviera Maya es, sin duda, uno de los destinos turísticos más populares y exitosos de los últimos años. Podríamos decir que el embrión de lo que es hoy la Riviera Maya, fue Cancún.

 

En la década de los años 60, tan solo se encontraban aquí agricultores que trabajaban las plantaciones de coco, en lo que es ahora la zona hotelera. El desarrollo de Cancún empezó a finales de la década de los 70, cuando Fonatur decidió invertir en esta isla, para convertirla en un complejo turístico ambicioso. A partir de entonces, no ha dejado de crecer y es un destino turístico de primer orden mundial.

 

En la década de los 80, la región costera entre Cancún y Tulum (de unos 100 km) era conocida como “Corredor Cancún-Tulum” y todavía estaba muy virgen, con algunos pequeños hoteles, playas de arena blanca y la selva casi tocando el mar.

 

En la década de los 90, se empezó a invertir en esta región y el desarrollo en infraestructuras hoteleras fue espectacular. Se cambió el nombre de esta costa a “Riviera Maya” y se hicieron grandes campañas de publicidad para promocionar el destino. 30 años después, la Riviera Maya goza de buena salud.

Para mi, la Riviera Maya es un destino turístico ideal para todo tipo de targets; familias, parejas, amigos, viajeros inquietos, con inquietudes culturales, naturales o tan solo de sol y playa.

 

La Riviera Maya ofrece recursos magníficos; culturales (yacimientos mayas y poblaciones coloniales), naturales (cenotes, arrecifes de coral, playas vírgenes, selva), infraestructuras (buenos hoteles, aeropuerto internacional, carreteras, etc.), gastronomía (comida mexicana), etc.

 

El formato habitual para viajar a la Riviera Maya es de 1 semana (7 noches) en un hotel en régimen de “Todo Incluido”. Aunque también se puede organizar un viaje a medida o combinarlo con algún otro destino de la región, como Estados Unidos.

 

Nosotros estuvimos magnificamente alojados en el hotel Barcelo Maya Caribe 5*, en Riviera Maya Sur, es decir, entre Playa del Carmen y Tulum.

 

En este artículo queremos recomendaros las 5 excursiones “obligadas” que tenéis que hacer en Riviera Maya para complementar vuestro paquete y convertir vuestra experiencia en un viaje extraordinario e inolvidable.

En este link podreis reservar facilmente todo tipo de servicios en Riviera Maya, así como las excursiones que os recomendamos en este artículo, sueltas o combinadas.

1. Excursión a Coba

La Riviera Maya fue un importante centro comercial y religioso durante la época de los mayas, especialmente en el periodo posclásico. En medio de la selva, a unos 50 km de la costa, se encuentra Cobá, una de las ciudades-estado más importantes de la civilización maya. El auge de esta ciudad fue entre el año 400 y el 1100 dc, llegando a alcanzar los 50.000 habitantes. Coba fue en esa época la ciudad económicamente más importante de la región y se comunicaba con otras poblaciones menores a través de una extensa red de caminos (sacbeob), que aún hoy en día se pueden seguir.

 

Cuando llegaron los españoles a estas costas, las grandes ciudades mayas clásicas del Yucatán; Chichen Itza, Uxmal y Coba, ya habían sido abandonadas, misteriosamente. Durante siglos, la selva, los piratas y el dificultoso acceso sumieron a estas ciudades en el abandono. No fue hasta mediados del siglo XX que los arqueólogos redescubrieron estas ciudades.

 

Hoy en día, ciudades mayas como Coba, se pueden visitar fácilmente desde cualquier punto de la Riviera Maya.

La visita dura una mañana completa. El yacimiento arqueológico de Coba es bastante grande y hay muchas cosas que ver. Los arqueólogos estiman que en Coba hay unas 6.500 estructuras, de las cuales tan solo un pequeño porcentaje ha sido excavado y restaurado.

 

Cuando nosotros visitamos Coba en el 2017, había muchos chicos a la entrada que te llevaban en rickshaws (bicicletas taxi) o podías conducir tu propia bicicleta de alquiler, para poder llegar, a través de los caminos marcados, a las diferentes estructuras y pirámides del yacimiento.

 

Antes de montar en un rickshaw, se ha de visitar el “grupo Cobá”, a menos de 100 metros de la entrada. Aquí se encuentra el Templo de las Iglesias, se trata de una enorme pirámide bastante dañada por el paso del tiempo. 30 metros más allá se encuentra un juego de pelota bien restaurado.

En Cobá hay varios grupos; “Grupo Mecanxoc”, “Conjunto de las Pinturas”, etc. donde se pueden ver estelas adornadas, juegos de pelotas y otros edificios mal conservados.

 

También hay a la entrada del yacimiento, guías locales que se pueden contratar allí mismo para que os expliquen la historia y os muestren detalles del yacimiento. Si vais a contratar una excursión organizada, seguramente ya llevará guía.

Lo más espectacular de Coba es la Gran Pirámide (Nohoch Mul), una enorme mole de piedra blanquecina que, con 42 metros de altura se eleva por encima de la selva yucateca. Es la construcción maya más alta del norte del Yucatán. Es posible subir a la cima de la pirámide. Nosotros subimos los 120 escalones super empinados y ya muy degradados, para disfrutar de las espectaculares vistas panorámicas de la selva del Yucatán.

 

Sin duda, Coba es una de las excursiones más interesantes y espectaculares aquí, en la Riviera Maya, no os la podeis perder.

Si no te quieres complicar la vida, reserva facilmente tu excursión a Cobá aquí;

2. Excursión a Punta Allen

Esta es, para mí, una de las mejores excursiones que se puede hacer en todo el Caribe. Punta Allen es un poblado de pescadores de langosta, con algún hotelito pequeño, tipo cabañas y un pequeño cuartel militar, situado en la punta de una manga de tierra que sobrevive con lagunas a un lado y el mar Caribe por el otro. Forma parte de la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an.

 

Si miras la región con un poco de zoom en Google Maps (ver foto debajo), verás que la manga de tierra que te lleva a Punta Allen, es la continuación natural de la Riviera Maya. De hecho, esta excursión me gusta porque aquí se puede apreciar lo que era la Riviera Maya antes de la llegada del turismo. Aquí podreis ver playas totalmente vírgenes y sin ninguna construcción a sus alrededores.

La carretera, en Tulum, se bifurca; la 307 baja hasta Chetumal y Belice. La carretera 15 es la que sigue la línea de la costa y te lleva hasta Punta Allen.

 

Desde Tulum a Punta Allen se tarda aproximadamente 2 horas. La carretera es de tierra, bien compactada, así que la conducción es lenta.

 

La primera hora transcurre a lo largo de una sucesión de hotelitos pequeños, tipo boutique, que impiden ver el mar y la playa. A partir de la entrada a la Reserva de Sian Ka’an, ya no hay construcciones y el trayecto es precioso porque se pueden ver las playas vírgenes con palmeras y el mar espectacular. Al otro lado, hay momentos en que se ven lagunas e incluso se pueden avistar caimanes en ellas.

 

Durante el trayecto hay carteles alertando de la presencia de jaguares. Haberlos, hailos, pero es muy difícil verlos. La Reserva de Sian Ka’an es muy grande y sería extraño verlos justamente donde hay mayor presencia humana… Yo he estado dos veces por aquí y no he visto ningún ejemplar, aún…

Al llegar a Punta Allen te encuentras con una población totalmente primaria. Las calles son de arena, las casas bajas y sencillas, de pescadores, hoy reconvertidos en lancheros para turistas. Hay varios restaurantes básicos que ofrecen langosta y pescado fresco y algún hotelito de cabañas. Esta población, cada cuatro años, prácticamente desaparece a causa de los huracanes que pasan por aquí, por eso las construcciones son tan sencillas.

 

Desde Punta Allen, salen excursiones en barca para conocer el Caribe virgen. Estas excursiones se hacen en las barcas motoras de los pescadores. Como os comento, ahora, los pescadores se han reconvertido en barqueros que pasean a turistas. Esta excursión es una maravilla, no os la podeis perder…

Las lanchas motoras navegan a gran velocidad por el mar turquesa y marino, en busca de delfines y tortugas. El avistamiento de estos animales está prácticamente asegurado. Costará más o menos, pero al final, casi siempre se ven.

Reserva la excursión a Punta Allen (Reserva de Sian Ka'an) en este link:

Nosotros pudimos ver un par de enormes tortugas “Caguamas” nadando por debajo del agua, a gran velocidad y de repente, salir a la superficie para respirar y volver a sumergirse. El momento en que sacan la cabeza fuera del agua es increíble, puedes ver su potente pico. Nos sorprendió ver lo ágiles que son esta especie debajo del agua. Y nos pareció tan bonita…

 

También pudimos avistar varias familias de delfines. Los encontramos en una zona donde el mar estaba un poco turbio, así que solo los podíamos ver cuando salían a respirar a la superficie. Estaban navegando tranquilamente por la zona y nos pareció ver algún ejemplar pequeño.

En el minuto 1:00 se ve como la tortuga saca la cabeza para respirar!

Una vez avistadas las tortugas y los delfines, nos llevaron a la isla de los pájaros. Estos son varios islotes de manglares que están totalmente copados por colonias de fregatas y alguna otra especie. Nos paseamos lentamente por dentro de los manglares viendo como los fregatas machos mostraban sus rojas papadas a las hembras y como iban y venían constantemente estas aves. Parecía un poco la película de Hitchcock de “Los Pájaros”.

Seguidamente nos llevaron a gran velocidad, como si volásemos a un palmo del agua, a una zona de arrecifes coralinos. Aquí nos dejaron material de snorkel para que buceáramos y contemplásemos el precioso fondo marino. Estaba lleno de coral de diferentes formas y colores, y gran variedad de peces, también muy coloridos.

 

Nos avisaron de que unas horas antes habían avistado por la zona un tiburón toro, así que nos dijeron que estuviéramos atentos… no se si hubiera preferido que no nos lo hubieran dicho…

Para finalizar la excursión nos llevaron a una ensenada con medio metro de agua. Era una piscina natural, con un agua totalmente cristalina y una arena blanca que relucía. Aquello era impresionantemente bonito. Nos estuvimos un buen rato bañando, buceando, jugando en aquella piscina tan espectacular…

El regreso a Punta Allen fue bordeando la costa, viendo los manglares de cerca. Es un pedazo de tierra virgen todo aquello.

 

La excursión en barca dura aproximadamente 3 horas.

 

Ya de regreso en Punta Allen, podeis comer en alguno de los restaurantes locales que ofrecen pescado fresco, langosta, etc.

 

El regreso al hotel de la Riviera Maya es por el mismo camino, pero a la inversa. Un par de horas hasta Tulum.

 

Como os comentaba anteriormente, esta excursión es relativamente poco conocida para el gran público. Es más popular Isla Mujeres, Cozumel o Akumal, seguramente porque están más cerca, pues mejor, así Punta Allen conservará su esencia y se mantendrá más auténtico. Pero os aseguro que Punta Allen es una experiencia ¡Caribe virgen total!, para mí, un “must” en todo viaje a la Riviera Maya.

3. Excursión a Tulum

Tulum es el único yacimiento arqueológico maya situado en la costa. Las ruinas de Tulum con el mar Caribe detrás, es la imagen de la Riviera Maya, una imagen única y espectacular.

No has de ir a Tulum esperando grandes pirámides, como las que se encuentran en Coba o Chichen Itzá. Aquí en Tulum, los edificios son de influencia tolteca y fueron obra de una civilización maya, ya en decadencia.

 

Lo excepcional de este yacimiento, Tulum, es su ubicación, sobre el mar. Las ruinas en sí, están bien conservadas, pero no son las mejores del Yucatán. Los edificios de Tulum se yerguen en una playa bordeada de palmeras y lamidas por las aguas color turquesa del Caribe, eso es lo que las hace especiales.

 

Tulum es el yacimiento maya más popular de la Riviera Maya y siempre hay mucha gente.

 

El asentamiento de Tulum data del periodo Postclásico Temprano (entre el 900 y el 1.200 dc) aunque sus murallas son posteriores (entre 1.200 y 1.450 dc). Estas murallas demuestran el gran valor estratégico que tuvo, como fortaleza, en las luchas intestinas entre las ciudades-estado mayas.

 

Se calcula que la ciudad fue abandonada unos 75 años antes de la conquista española, aunque siguió recibiendo peregrinos y refugiados mayas durante mucho tiempo.

 

A finales del siglo XIX fue redescubierta por varias expediciones y estudios arqueológicos que la recuperaron del olvido.

Si no te quieres complicar la vida, reserva tu excursión a Tulum aquí;

Lo más destacado del yacimiento es el “Castillo”, la estructura más alta de Tulum. Se trata de una fortaleza con atalaya que domina la vista sobre el mar Caribe.

 

También se encuentra el “Templo del Dios Descendiente”, el “Templo de los Frescos”, el “Gran Palacio”, el “Templo de las Series Iniciales”, etc.

Justo al lado de las ruinas de Tulum hay una playa a la cual se accede por una gran escalera de madera. Esta playa es preciosa, de arena blanca y con un mar de color turquesa espectacular. Si te bañas en esta playa, podrás contemplar las ruinas desde el agua, todo un lujo…

 

La excursión a Tulum dura dos o tres horas. Se puede combinar con la visita de algún cenote (os explico en otro apartado).

 

Esta excursión a Tulum es otro de los “must” en cualquier viaje a la Rivera Maya. Es un icono para esta región y no os lo podeis perder.

4. Excursión a Chichen Itza y Valladolid

Chichen Itza es, con total seguridad, el yacimiento arqueológico más importante y mejor restaurado del Yucatán. Si durante vuestra estancia en la Riviera Maya no quisierais visitar más que un yacimiento maya, Chichen Itza debería ser el escogido.

 

Chichen Itza es muy popular y acuden diariamente miles de personas desde Mérida o Riviera Maya. Normalmente visitan Chichen Itzá en una excursión de día completo, pero si podeis, es recomendable pasar una noche aquí, para evitar las horas de sol intensas y las grandes aglomeraciones. Poder visitar Chichen Itza por la mañana o al atardecer, con poca gente, y una temperatura suave, es una delicia.

Y si tenéis la suerte de visitar Chichen Itza durante el equinoccio de invierno (del 20 al 21 de marzo) o en el equinoccio de otoño (del 21 al 22 de septiembre), podréis presenciar la serpiente de luz y sombra que asciende o desciende por uno de los lados de la escalera de El Castillo, la gran pirámide de Chiche Itzá. Este extraño y misterioso efecto también se puede ver durante la semana anterior, así como en la posterior al equinoccio.

Reserva aquí tu excursión a Chichen Itzá. No te puedes perder este yacimiento maya en tu viaje a Riviera Maya

El esplendor de Chichen Itza tuvo lugar en el periodo Clásico Tardío maya (entre el 550 y el 900 dc). En el siglo X la ciudad fue abandonada por motivos que se desconocen.

 

En el año 1100 fue repoblada y poco después invadida por los toltecas, una civilización que provenía del norte de México. Los toltecas fusionaron su cultura con la de los mayas, e incorporando el culto a Quetzalcoatl (Kukulcan en maya).

 

Quetzalcoatl, la serpiente emplumada, era un rey rubio y barbudo con grandes poderes que se supone había sido expulsado de su reino y desterrado en su patria. La leyenda aseguraba que reaparecería y con él llegaría una gran era. Se pueden observar imágenes de Quetzalcoatl y de Chac, el dios maya de la lluvia, por toda la ciudad.

 

Los toltecas practicaban el sacrificio humano y se pueden ver numerosos grabados de estas prácticas por todo Chichen Itza.

La ciudad fue abandonada misteriosamente por los toltecas en el siglo XIV, cuando trasladaron su capitalidad a Mayapán. Aún así, Chichen Itza siguió recibiendo peregrinos mayas durante muchos años.

 

Chichen Itza es una ciudad bastante grande y contiene numerosas estructuras. Las más importantes son:

La gran pirámide o “El Castillo”

 

La gran pirámide o “El Castillo” de Chichen Itzá, tiene 25 metros de altura. Se puede ver una serpiente emplumada esculpida a lo largo de las escalinatas, y guerreros toltecas representados en los grabados de los dinteles del templo de la cúspide.

 

La pirámide es una representación en piedra del calendario maya. Cada uno de los nueve niveles de El Castillo está dividido en dos por una escalinata, conformando 18 terrazas separadas (18 es el número de los meses de 20 días). Las cuatro escalinatas tienen 91 escalones cada una; añadiendo la plataforma superior da un total de 365, si suma las cuatro, el número de días que tiene un año.

Como hemos comentado anteriormente, durante el equinoccio de primavera y otoño, la luz del sol y las sombras proyectan lo que parece el cuerpo de un áspid, que encaja perfectamente con la cabeza de serpiente que hay en la base de la escalera. La serpiente parece ascender en marzo y descender en septiembre. Este fenómeno dura 3 horas y 22 minutos y fue del todo preparado por los brillantes arquitectos y astrónomos mayas que diseñaron la pirámide.

 

La Gran pirámide contiene otra pirámide dentro, de hecho, fue construida sobre una anterior. En su interior se encontró el brillante trono del Jaguar Rojo, cuyos ojos incrustados eran de jade.

 

Actualmente ya no es posible ascender la pirámide. La gran afluencia de turismo puso en peligro la conservación de esta maravilla y se decidió prohibir la ascensión. Yo pude subir en mi primer viaje a estas tierras, por allá el año 1999, entonces no existía tal prohibición.

 

Es curioso como en destinos tan alejados (México y Egipto), antiguas civilizaciones construyeran estructuras tan similares. En Egipto, el destino de las pirámides por excelencia, las pirámides son mucho más grandes y antiguas, pero se trata de la misma figura... ¡todo un misterio!

El juego de pelota

 

En Chichen Itza hay ocho juegos de pelota, pero el principal, es el más grande (135 metros de largo) y mejor conservado de México. El patio consta de dos grandes muros paralelos entre sí, en los que se encuentran cimentados a considerable altura, los círculos de piedra por los que había que introducir la pelota. Se pueden ver grabados de jugadores con almohadillas en los codos y las rodillas. Se cree que jugaban a una especie de futbol con duras pelotas de caucho y que estaba prohibido usar las manos para pasar la pelota por el aro.

 

Dice la leyenda que, en el periodo tolteca, el capitán del equipo perdedor, y tal vez sus compañeros, fueran sacrificados. Hay algunos bajo relieves donde se puede ver la decapitación de algunos jugadores.

El Cenote Sagrado

 

Para llegar al cenote de Chichen Itzá, se ha de recorrer un camino de unos 300 metros, que sale hacia el norte desde la Plataforma de Venus. El cenote sagrado es un imponente pozo natural de 60 metros de diámetro, por 35 metros de profundidad.

 

A principios del siglo XX Edward Thompson, un profesor de Harvard, que fue cónsul norteamericano en Yucatán, compro una hacienda que incluía las ruinas de Chichen Itza, por 75 US$. Decidió dragar el cenote y encontró en el fondo, utensilios de todo tipo y ricos trabajos de joyería en oro y jade procedentes de todos los rincones de America Central, además de esqueletos de hombres, mujeres y, sobre todo, de niños. Este hallazgo demostró los contactos que los mayas mantuvieron con otras civilizaciones, tan lejanas como las de Colombia.

El Grupo de las Mil Columnas

 

Este grupo contiene el Templo de los Guerreros (con una estatua de Chac, el dios reclinado) y el Templo de Chac-Mool, además de otras edificaciones.

El Caracol

 

Llamado así por los conquistadores españoles debido a su escalera interior en espiral. Este observatorio es uno de los edificios más importantes y característicos de Chichen Itza. De diseño circular, es una fusión de estilos arquitectónicos y de imaginería religiosa. Hay cuatro puertas que miran a los cuatro puntos cardinales. Las ventanas de la cúpula del observatorio se encuentran alineadas con respecto a las apariciones de ciertas estrellas en determinadas fechas del año.

 

Desde la cúpula, los sacerdotes decretaban el tiempo y las fechas apropiadas para rituales, celebraciones, la época más propicia para plantar el maíz y la de las cosechas.

 

Otras estructuras interesantes en Chichen Itza son; El Templo delo Barbudo y Templo de los Jaguares, el Templo de las Calaveras, las Plataformas de los Jaguares y de las Águilas, la Plataforma de Venus, el Osario, la Casa Colorada, la Casa de las Monjas, etc.

Hoy en día, como comentábamos anteriormente, Chichen Itza es el yacimiento maya más visitado y popular de la Riviera Maya. Aquí, llegan diariamente autocares llenos de turistas. Desde hace unos años, han organizado la zona para que los grupos no se amontonen en el mismo sitio. Hay que decir que el espacio es grande y no te sientes acorralado en ningún momento, la gente se distribuye bien. Hay, además, pequeños puestos por todo el recinto que venden souvenirs y refrescos para combatir las altas temperaturas.

 

Chichen Itza es un destino obligado para todo el que realice un viaje a la Riviera Maya.

Valladolid

La excursión a Chichen Itza se suele combinar con la visita de Valladolid ya que esta ciudad queda en la ruta entre Chichen Itzá y la Riviera Maya. Esta es una ciudad relativamente pequeña (aprox. 80.000 habitantes) y fácil de recorrer. Con un ritmo de vida tranquilo y agraciada con hermosos edificios coloniales, Valladolid es un estupendo sitio para realizar un alto y conocer el verdadero rostro del Yucatán.

 

Actualmente Valladolid es un importante centro dedicado a la comercialización de productos agrícolas y artesanos. En los últimos años, el turismo ha transformado esta ciudad en un punto base a partir del cual se puede visitar el Yucatán Norte.

 

Valladolid cuenta con varias iglesias de arquitectura típicamente colonial, pero la Iglesia de San Bernardino de Siena y el Convento de Sisal, tienen fama de ser las construcciones cristianas más antiguas del Yucatán. Datan del 1552 y se construyó con una doble función; como iglesia y como fortaleza, dada la enemistad de los indígenas hacia los españoles.

 

El interior está muy vacío, no se ven estatuas ni cuadros. Durante la rebelión de 1847 y 1910, los indígenas despojaron a la iglesia de toda ornamentación.

 

Otro lugar interesante de Valladolid es el zoco, es decir, la plaza central, llamada Parque Francisco Cantón Rosado. Esta, es el punto neurálgico de la vida local de la ciudad. Podréis encontrar tiendas, hotelitos, restaurantes, etc.

 

En los alrededores de Valladolid hay muchos cenotes, algunos muy interesantes y desconocidos como el Cenote Zací, el Cenote Dzitnup (Xkakah) o el Cenote de San Lorenzo de Oxman.

 

Estos cenotes están fuera de la influencia del turismo de masas y suele haber poca gente, además es toda una experiencia poder bañarse en estos pozos naturales.

5. Excursión a un cenote

La Península del Yucatán es como un queso Gruyere, está agujereada por todas partes. Estos agujeros en la tierra se llaman “Cenotes” y hay miles…

 

¿Qué es un cenote?

 

Los cenotes son grandes pozos subterráneos o simas que dan acceso a la capa de agua del nivel cárstico del estrato calizo. Es decir, piscinas naturales.

Muchos cenotes tienen formas redondas perfectas. Estas se forman cuando colapsa la cúpula de una cueva subterránea y queda toda la cavidad a cielo abierto.

 

Hay varios tipos de cenotes, que tienen que ver con la edad geológica de estos, así, existen; cenotes a cielo abierto (los más maduros), semiabiertos y subterráneos o grutas (los más jóvenes).

 

El agua de los cenotes es fresca y dulce. Se obtiene de la lluvia, pero los cenotes no son más que ensanchamientos de complejas redes fluviales submarinas que van por debajo del Yucatán. Hay cenotes en los que, a partir de determinada profundidad, el agua pasa a ser salada. Eso es porque el agua marina, más densa que la dulce por su salinidad, puede penetrar por el fondo del sistema freático.

 

El agua dulce de los cenotes era una fuente fundamental de la cual dependían los mayas y posteriormente los conquistadores españoles. Aquí, en la Península del Yucatán, no hay ríos, así que los cenotes eran depósitos naturales de agua dulce para aquellos.

 

Hoy en día, los cenotes, son un gran atractivo para los turistas, por su belleza natural, su frescura, que ayuda a soportar mejor el calor de la región y por su aspecto misterioso.

Los cenotes y la civilización Maya

 

Los cenotes para los mayas no solo eran fuentes naturales de agua dulce cruciales para el funcionamiento de su vida diaria, también representaban la entrada al inframundo. Los mayas realizaban rituales y sacrificios en los cenotes. Cuando drenaron el cenote sagrado de Chichen Itza, sacaron gran cantidad de huesos y 50 cráneos humanos de todas las edades. También gran cantidad de objetos de cobre y oro; discos repujados, collares, máscaras, anillos, pendientes, cascabeles y perlas. También cuchillos de sacrificio y adornos de hueso y de concha.

¿Qué se puede hacer en un cenote?

 

Un cenote es un lugar fantástico para bañarse y refrescarse. Es una piscina natural de agua dulce, que normalmente está en sombra, así que la temperatura es muy agradable.

 

Hay cenotes habilitados para poder bañarse, es decir, han construido un caminito y escaleras para poder acceder a un nivel que permita el baño.

 

Hay cenotes con cuerdas colgadas a modo de tirolinas para que los jóvenes salten al agua en plan Tarzán. La diversión está asegurada ya que normalmente la profundidad de los cenotes es mucha y no hay problema con tocar fondo. Sin embargo, asegurarse en este sentido para que no haya alguna roca que pueda causar lesiones.

 

Hay cenotes en los que se puede bucear. Normalmente son cenotes menos profundos y donde la visibilidad del agua es muy buena. Estos cenotes suelen ser cavernas, no pozos de agua verticales.

¿Qué fauna hay en un cenote del Yucatán?

 

Los cenotes son hábitat de una rica fauna y flora, eso sí, los animales que hay por aquí son pequeños y muchos están en vías de extinción. En un cenote se pueden ver especies como el pez ciego del Yucatán, la Damablanca ciega del Yucatán, la Anguila ciega, la Anguila de Lodo, Esponjas, Camarones y Crustáceos despigmentados y Plancton. En los cenotes más cercanos a la costa se puede encontrar también, peces de agua salada como pargos y mojarras.

¿Cuáles son los mejores cenotes para visitar?

 

Hay miles de cenotes por el Yucatán. Obviamente, los más cercanos a la zona hotelera serán los más masificados, y los más escondidos o recónditos serán los más auténticos y vírgenes.

 

Para bañarse en un cenote os cobrarán una entrada. La cantidad también dependerá de lo cerca que esté del área de influencia turística.

 

Cenotes cerca de Playa del Carmen; Verde Lucero, La Noria, Cristalino, Azul, Jardín del Edén.

Cenotes cerca de Tulum; El Pit, Dos Ojos, Gran Cenote, Escondido, Cristal, Carwash, Choo Ha, Multum Ha, Tamchan Ha.

Cenotes cerca de Valladolid; Zaci, Dzitnup, Ik kil, Xoch.

¿Cómo fue nuestra experiencia en un cenote?

 

Nuestra experiencia “Cenote en Riviera Maya” fue impresionante. Estuve estudiando a fondo durante mucho tiempo los cenotes más populares y sus características.

 

Yo buscaba un cenote de forma circular, poco turístico y con un color de agua atractivo y mínimamente adaptado para el baño, ya que íbamos con niños y personas mayores.

 

Tras hacer una exhaustiva selección, me decanté por el cenote de San Lorenzo de Oxman. Este cenote me gustó mucho porque además de ser redondo y estar fuera de la influencia del turismo masivo, está situado en una pequeña hacienda típica yucateca.

Tras una mañana visitando Chichen Itza y Valladolid, acalorados y exhaustos, fuimos al cenote de San Lorenzo de Oxman, situado a pocos kilómetros de Valladolid. Nos costó encontrarlo ya que la señalización es inexistente. Preguntamos por allí varias veces, hasta que un buen samaritano nos dijo que le siguiéramos, que él nos llevaba hasta allí. Seguíamos al individuo y su motoreta durante 15 ó 20 minutos por un camino de carro polvoriento. Finalmente llegamos a la pequeña Hacienda. Le dimos una propina y las gracias por ayudarnos a encontrar el lugar.

 

La Hacienda de San Lorenzo de Oxman data de 1750 y se conserva bastante bien, aunque está en desuso. Fue una hacienda dedicada al cultivo del henequén, el “oro verde”. Durante el periodo de 1850 a 1950 florecieron centenares de haciendas en la región, que cultivaron este cactus nativo del Yucatán. De él se extraen sus fibras naturales para la fabricación de hilos y tejidos de uso doméstico, comercial, agrícola e industrial.

 

Muchas de estas haciendas se construyeron donde había antiguos vestigios mayas. Utilizaron la piedra para su construcción y se aprovecharon de su buena ubicación, habitualmente con un cenote de agua dulce cerca.

 

La hacienda de San Lorenzo de Oxman es muy bonita, su construcción es típicamente colonial, así como su color, rojizo, albero, marronáceo. La hacienda tiene una piscina de buen tamaño y un bar donde tomar algo. También unas sillas y mesas para quedarse a comer o merendar.

La joya de la hacienda es el cenote. Al lado de la piscina se abre un pozo redondo inmenso, de unos 10 metros de diámetro y unos 30 metros de profundidad. Al asomarse al pozo se ve abajo una piscina natural de un color azul intenso, con algunas lianas a los lados. La imagen es muy salvaje y misteriosa.

Para bajar al cenote y poderte bañar han habilitado unas escaleras y han cimentado unas pasarelas para que la experiencia sea más cómoda. Además, hay una cuerda a modo de tirolina que hace las delicias de los más jóvenes. Es como un parque de atracciones en plena naturaleza.

 

El agua es muy fresca y transparente los primeros metros, pero más allá se vuelve turbia y no se ve el fondo, con lo que la experiencia, al principio, resulta un poco inquietante. El color del agua es de un azul muy intenso, aclarado allá donde impactan los rayos de sol que se consiguen colar.

 

Estuvimos durante unas tres horas, toda la familia, solos, aquella tarde de febrero, en el cenote de San Lorenzo de Oxman. Los niños, de entre 8 y 16 años no pararon de tirarse por la tirolina y desde las plataformas de diferentes niveles. Estaban emocionados. Mis padres, ya de una cierta edad, también se bañaron, incluso mi padre se marcó un salto de cabeza carpado perfecto, como en sus tiempos mozos ¡Todos los nietos alucinaron!

Así fue nuestro baño fantástico en el cenote de San Lorenzo de Oxman

Y aquí, el salto Olímpico del abuelo, ¡Fantástico!

Cuando recordamos nuestro viaje a la Riviera Maya, la experiencia en este cenote es una de las cosas que más nos acordamos y que más nos impactó ¡Fue realmente auténtico!

 

En este cenote tuvimos que pagar una entrada de unos 4 euros por persona.

 

El cenote está abierto de 9:00 a 18:00 cada día y hay servicio de vestuario y duchas.

Alojamiento en Riviera Maya

En este link de Booking.com encontrarás los mejores precios de hoteles en Riviera Maya

Booking.com

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
Todavía no hay comentarios.
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
2010-2020 © Gorongeti - Viajes Gorongeti s.l.