Roadtrips por España "Ruta de las Islas Canarias"

Top 10 Highlights para ver lo mejor de las Islas Canarias

  1. Parque Nacional Cañadas del Teide (Tenerife)
  2. Parque Nacional Garajonay (La Gomera)
  3. Reserva Marina de la Restinga (El Hierro)
  4. Parque Nacional Caldera de Taburiente (La Palma)
  5. Ruta César Manrique (Lanzarote)
  6. Parque Nacional Timanfaya (Lanzarote)
  7. Parque Natura del Archipiélago Chinijo (Lanzarote)
  8. Parque Natural de Jandía (Fuerteventura)
  9. Reserva Natural Especial Dunas de Maspalomas (Gran Canaria)
  10. Avistamiento de fauna marina en las Islas Canarias

Viaje a Tenerife

Tenerife es la mayor de las siete islas que forman el archipiélago de las Canarias. Rodeada por el océano Atlántico, ocupa 2.034 km2 de superficie y tiene 350 km de costa donde se alternan playas volcánicas de arena negra con extensos arenales dorados. Tenerife también acoge el pico más alto de España –el Teide, de 3.718 m–, además de 43 espacios protegidos, volcanes, bosques de laurisilva, caseríos, ciudades históricas como San Cristóbal de la Laguna –Patrimonio de la Humanidad– y la moderna Santa Cruz de Tenerife, la capital, donde viven 205.000 tinerfeños de los 700.000 que hay en la isla.

 

Tenerife disfruta de un clima estable durante todo el año, con una temperatura media que oscila entre los 18 ºC de enero y los 30 ºC de agosto. Ello hace que sea un destino recomendable todo el año. En primavera y otoño, el tiempo es agradable y la afluencia de visitantes es menor.

Extensión a La Gomera

La Gomera es una isla pequeña, pero sus 378 kilómetros cuadrados de superficie, apenas 20 de norte a sur, esconden un tesoro ecológico sin precedentes que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Y es que pocos lugares del mundo pueden presentar la riqueza natural de La Gomera, acrecentada por su singular carácter prehistórico.

 
Escarpada, la Isla se lanza bruscamente desde la cumbre del pico Garajonay buscando el Atlántico en una secuencia de montañas y barrancos que forman círculos casi perfectos.

 
Una rica vegetación, reliquia del principio de los tiempos, con especies que casi no existen en ningún otro punto del planeta, desciende, paso a paso, hasta la costa.

 

Barrancos vertiginosos, valles fecundos y zonas agrícolas, donde la mano del hombre extrae trabajosamente el fruto de la tierra, moldean el paisaje. Mientras, en lo alto, la elevación de las montañas frena las nubes, empujadas por los suaves vientos alisios, hasta que descargan su humedad gota a gota, conformando un fenómeno irrepetible: la lluvia horizontal.

 
De esta manera, el agua, presente en toda la Isla, se convierte en un velo brumoso extendido sobre la frondosa vegetación que cubre su suelo. Un auténtico bosque pluvial, cuyos árboles, que llegan a alcanzar hasta quince metros de altura con formas caprichosamente retorcidas, dan al paisaje un aspecto mágico y sorprendente.

Extensión a El Hierro

El fin del mundo conocido para los griegos se localizaba en esta isla de forma triangular, playas de arena volcánica y ermitas encaradas al océano Atlántico. Las distancias cortas y los desniveles protagonizan la ruta circular por la más occidental de las Canarias, que tiene 8.000 habitantes y 278 km2 de superficie. Al llegar a El Hierro, tras veinte minutos en avión o dos horas en barco desde Tenerife, se tiene la sensación de estar en un lugar primigenio, apenas tocado por el hombre. La Unesco la declaró Reserva de la Biosfera en 2000 por la variedad de paisajes inalterados que alberga, desde fondos submarinos y acantilados de lava solidificada hasta bosques de laurisilva, un árbol prehistórico que ya sólo sobrevive en las cotas más altas de la isla. Es indispensable alquilar un coche, ya que hay una única carretera que asciende desde la costa oriental hasta Valverde, la capital. La vía más directa para cruzar la isla es el túnel que en diez minutos lleva de Valverde a Frontera, la segunda ciudad más importante de la isla. Aunque la carretera nacional, que pasa por la localidad de San Andrés, ofrece un paisaje mucho más pintoresco, como el bosque Fayal Brezal, la mayor masa forestal de laurisilva de la isla, un árbol de la era Terciaria que sólo existe en las Canarias. En Las Puntas aparece el hotel que durante mucho tiempo el libro 'Guiness' catalogaba como el más pequeño del mundo, con sólo cuatro habitaciones y fundado en 1884. Tampoco hay que perderse la cocina isleña: un guiso de vieja -el pescado típico- con papas arrugadas y mojo picón, vino Tanajara tinto, y de postre, un helado de gofio, a base de cereales tostados y molidos.

 

El Hierro es uno de los destinos de moda en toda Europa actualmente. El Hierro es uno de los destinos de ecoturismo más interesantes y recomendables de Europa.

Extensión a La Palma

Los benahoritas, los primeros pobladores de La Palma, ya contemplaban el cielo estrellado desde el Roque de los Muchachos, que con sus 2.426 metros de altitud es el punto más elevado de la isla. En la actualidad, en la cima se erige un observatorio astronómico. En días despejados, desde el Roque se pueden discernir tres islas alineadas por el este: Tenerife, La Gomera y El Hierro. Y es que La Palma es la más occidental de las Canarias; también es conocida como la isla bonita o isla verde, al ser la más rica del archipiélago canario en bosques y en agua. A pesar de ser pequeña, La Palma contiene una inmensa variedad de paisajes: ya sean las playas de arena negra o los bosques de laurisilva y tilos. Conviene visitar la isla tomando la capital, Santa Cruz de la Palma, como punto de partida y final, y realizando un recorrido circular en el sentido de las agujas del reloj. Las calles, balcones artesonados y edificios de estilo renacentista de Santa Cruz son vestigios del pasado comercial de la isla, cuando entre los siglos XVI y XVIII los barcos europeos hacían escala en su travesía hacia el continente americano. Pero la arquitectura y el urbanismo no son los principales reclamos turísticos de la isla, sino el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, un paisaje espectacular cargado de ríos, cascadas y cumbres que superan los 2.000 metros de altitud. Evidentemente, con el Roque de los Muchachos como principal protagonista.

 

El clima varía según la zona que se visite: cálido y agradable por debajo de los 500 m de altitud, tanto en invierno como en verano; continental hacia los 1.500 m de altitud; y riguroso en las cimas, como en el Roque de Los Muchachos, a 2.460 m. El huso horario siempre es una hora menos respecto a la Península.

Viaje a Lanzarote

Lanzarote, la «Isla de Fuego», es la isla del archipiélago canario en la que se ha preservado mejor la naturaleza volcánica que está en el origen de todas ellas. Su nombre procede del marino genovés, Lancelotto Malocello, que la descubrió para Europa en el siglo XIV, creyendo que había llegado al Edén. Su capital, Arrecife, conserva la vocación marinera, visible en el muelle de la Pescadería. En las llanuras al norte de la ciudad, en cambio, ha surgido el complejo turístico de Costa Teguise. Varios lugares de atracción de la isla están asociados con el artista César Manrique, que ha acondicionado parajes naturales como la cueva de los Jameos o la cueva de los Verdes para servir de auditorios y centros de reunión. En el interior pervive la actividad agrícola, en especial la vid, que da lugar al célebre vino de malvasía, elogiado ya por Shakespeare. En fin, el Parque Nacional de Timanfaya permite al visitante contemplar un bueno número de los trescientos volcanes que lo conforman, y que se hallan en actividad latente. Con las precauciones de rigor, el itinerario por ese recodo de naturaleza en ebullición deja sin duda un vivo recuerdo en el turista.

 

Situada en el nordeste del archipiélago de las Canarias, Lanzarote es una isla de origen volcánico, con un relieve poco montañoso. Su capital es Arrecife, en la costa este. En 1993, la Unesco declaró la isla Reserva de la Biosfera.

 

Esta autoruta selfdrive por Lanzarote es uno de los viajes más bonitos que se pueden hacer en las Islas Canarias.

Viaje a Fuerteventura

La isla de Fuerteventura, con 1.658 Km2 de extensión, es la más llana del archipiélago canario. Forma parte de una alineación de más de 200 Km. que comienza en el islote de Alegranza, al norte de Lanzarote, y que se prolonga hasta cerca de 20 Km. al sur de punta de Jandía, constituyendo así la plataforma continental de mayor extensión de las Canarias.

 

Es una isla con extensas planicies, prácticamente únicas en el archipiélago, siendo su eje central una llanura alargada, al revés de lo que ocurre en el resto de las islas, en las que las mayores alturas se suelen encontrar en dicho eje. El relieve de la isla de Fuerteventura corresponde a un estadio de madurez avanzada y aunque ha sufrido numerosas erupciones a lo largo de su historia geológica, éstas no han sido suficientes para compensar el proceso erosivo y rejuvenecer el terreno apreciablemente.

 

Se dice que Fuerteventura es una isla-playa, toda ella es una playa entera, no en vano, es la isla que tiene las mejores playas.

 

La capital es Puerto del Rosario (antiguo Puerto de Cabras). El islote de Lobos, con 5 Km2 está incorporado al municipio de La Oliva.

 

A lo largo de la isla de Fuerteventura el visitante puede admirar bellos y únicos espacios naturales, como las dunas de Corralejo con kilómetros de dunas de arena, la Montaña de Tindaya uno de los puntos más característicos de la geomorfología majorera, sin olvidar los impresionantes paisajes entre los que destaca el arco de Cofete de Jandía.

 

La Geomorfología representa el factor paisajístico dominante, con aparición de formaciones de alto valor por su singularidad visual, interés científico, cultural o didáctico. Las formaciones de mayor valor corresponden a zonas de volcanismo reciente, a las representativas de las formas erosivas de los edificios volcánicos antiguos, las recubiertas por jable, las sedimentarias del Complejo Basal y en las que aparecen fósiles, que permiten la datación geológica.

 

Parque Natural de las Dunas de Corralejo e Isla de Lobos, con increíbles y evocadores paisajes de arenas doradas y hermosísimas playas de aguas transparentes de sorprendente tonos azules y turquesas. Montaña de Tindaya, el Malpaís de Bayuyo, auténtica prolongación geológica de la isla, y en especial la alineación de conos de cínder, visitable a través de los senderos trazados al efecto, el Malpaís de las Arenas, el Malpaís de los Arrabales y la zona de la Caldera de Jacomar, la costa del Puerto de la Peña, y el conjunto de playas levantadas.

Viaje a Gran Canaria

Gran Canaria cuenta con una enorme riqueza natural, en la que sobresalen sus numerosas playas de calidad, en su mayoría de arena rubia, algunas de las cuales son únicas en el mundo. Casi 60 de los 236 kilómetros de longitud de costa de Gran Canaria están ocupados por playas de distinta naturaleza, que van desde la impresionante Maspalomas, con sus 250 hectáreas de dunas junto al mar, a la recóndita y virgen Güigüi, pasando por la animada playa capitalina de Las Canteras.

 

El clima templado y la agradable temperatura del agua de baño (entre los 18 grados de los meses de invierno y los 22 del resto del año) permite que las playas puedan ser usadas todo el año. Además, las playas Gran Canarias destacan por la claridad de sus aguas, su limpieza y las infraestructuras y equipamientos que garantizan un excelente y completo servicio a los bañistas. Algunas de ellas están localizadas en enclaves especialmente atractivos ya que se encuentran protegidas por su encanto natural y la virginidad de sus paisajes.

 

Destaca, además, un gran número de pequeñas calas y playas naturistas de espectacular belleza, que, en su mayoría, se localizan en la costa sur de la isla. Las principales playas se encuentran en la vertiente meridional de la Isla, entre Tarajalillo y Mogán, que es donde el clima es más seco y soleado. Debido a que las montañas del interior retienen las nubes provenientes del Norte, el Sur se mantiene casi todos los días del año despejado, lo que permite tomar el sol y bañarse en el mar, tanto en verano como en invierno.

 

Vinculados a estas playas existen núcleos turísticos que ofertan desde las comodidades de un centro urbano a la tranquilidad de un pequeño pueblo o la posibilidad de practicar algún deporte en las mejores condiciones naturales y de servicios.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
2010-2020 © Gorongeti - Viajes Gorongeti s.l.